V Ruta cicloturista Tectónica-ParqueNat 2019

¡Vuelve LA TECTÓNICA-PARQUENAT! Parque Natural SCA, con la colaboración de Cabo de Gata Activo, organiza la V TECTÓNICA-PARQUENAT 2019. Ruta ciclocultural en MTB para socios, empleados y amigos, que marchará una vez más por el corazón del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. La ruta circular saldrá de Rodalquilar, recorrerá algunos de los paisajes y puntos más emblemáticos del Parque y tendrá, en su recorrido total, 31 km.

El pueblo de Las Negras fue refugio seguro para berberiscos hasta que se construyó la batería de torres vigía de la costa de Cabo de Gata. En la Cala de San Pedro se construyó un castillo que era utilizado de vivienda para un regimiento que custodiaba la fuente de agua dulce que tiene esta cala y, a la vez, se utilizaba como cárcel. La vegetación ha proliferado. El manantial de agua dulce que emana de la cueva de arcilla valle arriba lo riega todo y lleva el agua hasta la fuente. Aislada de toda comunicación, un estilo de vida sostenible se ha desarrollado allí, una pequeña comunidad hippie vive durante todo el año en pequeñas viviendas autoconstruidas de adobe, rocas y materiales reutilizados. Las ruinas del Castillo de San Pedro, de un antiguo cuartel de la Guardia Civil y del antiguo pueblo han sido ocupadas.

El Cortijo del Fraile fue construido por los frailes del Convento de Santo Domingo de Almería en el siglo XVIII como centro de una importante explotación agrícola con olivos y vides. Los valores que representa el Cortijo del Fraile son excepcionales como ejemplo de la arquitectura tradicional de tipología levantina con influencias de la arquitectura culta, y representativo de los grandes cortijos agroganaderos almerienses. Los valores literarios y artísticos se manifiestan en la relación directa que diferentes escritores y artistas ha establecido con este cortijo. Especialmente, a Federico García Lorca el crimen pasional ocurrido cerca del Cortijo del Fraile le sirvió de inspiración para escribir su obra teatral “Bodas de Sangre“, estrenada en 1933. La obra evoca la cultura tradicional rural, los valores clasistas y de género.

En Rodalquilar se vivió una fiebre del oro que empezó en la década de 1880, donde participaron diferentes empresas y particulares. Previamente a la fiebre del oro se vivió la fiebre del alumbre durante todo el siglo XVI, cuando destacados personajes, españoles y genoveses, trabajaron las minas y la fabrica de alumbre situadas en las cercanías de la cala del Playazo en Rodalquilar. El inicio de la actividad minera provocó un aumento de la población, al comienzo de dicha actividad en 1933 Rodalquilar contaba con unos 1000 habitantes y pasó en 1960 a ser el segundo núcleo de la población en el término municipal de Níjar con 1345 habitantes. Sin embargo al cierre de las minas pasó a tener tan solo 79 habitantes en el año 1986.