• 633 41 83 83 / 667 62 55 59

  • INFO@CABODEGATAACTIVO.COM

Edad Antigua

Todas las referencias antiguas al Cabo de Gata, que da nombre al Parque, parecen dirigirse al cerro de la Testa y no al pequeño promontorio donde se asienta el actual faro del mismo nombre. El Cabo fue conocido entre los navegantes fenicios como Promontorio Charidemo.

Después, dice la leyenda, que los griegos construyeron, en el mismo Cabo, un templo dedicado a Afrodita en el que se tenían encendidos fuegos perpetuos; más tarde, fue conocido por los romanos como Promontorio de Venus, y en la Edad Media tomó el nombre de Cabo de Ágatas, del que deriva su actual nombre. Los romanos tuvieron algunos asentamientos en esta zona, dedicados a la pesca de atún en almadrabas y a los salazones, así como a la extracción de minerales. En la zona de Carboneras existieron explotaciones dedicadas a la fabricación de carbón vegetal, que le dieron nombre al pueblo.

Posteriormente, los musulmanes se dedicaron a la agricultura en las zonas más fértiles, poblando algunas cortijadas y pequeñas aldeas, sobre todo en el interior, a orillas de las ramblas. El litoral permaneció poco poblado a causa de la piratería.

Las rutas comerciales entre Fenicia y Tartessos discurrían por estas costas. No obstante, a pesar de que fundaron numerosas poblaciones entre las actuales Cádiz y Villaricos, no se conocen restos arqueológicos que aseguren algún emplazamiento de éste en la zona. Una vez que Tiro, la antigua capital de esta civilización oriental fue trasladada a Cartago, en las proximidades de la actual ciudad de Túnez, las rutas comerciales establecidas entre cartagineses y los colonos griegos que habitaban áreas más septentrionales de la costa mediterránea ibérica, volvieron a hacer de la región una vía de comunicación considerablemente transitada. No obstante, las huellas que este pueblo dejó en la zona, son muy escasas, y no es hasta que los romanos consiguen la hegemonía en el Mediterráneo cuando empiezan a producirse actividades humanas cuyas huellas han logrado llegar hasta la actualidad. Avieno, en su Ora Maritima se refiere al Cabo de Gata como el Promontorium Veneris (promontorio de Venus), diosa romana que fue venerada en el templo erigido en el sitio conocido como Cerro de la Testa.